-SINOPSIS DE CAPÍTULOS-
Página 10
(Capítulos del 35 al 37)
 

 
 
 CAPÍTULO 35.-"SOL DEL HOGAR”
 
 
FOTOGRAMA PENDIENTE

Guión: Anabel Enríquez- Javier de la Torre
Frase: "Amar a la madre de sus hijos es lo mejor que un padre puede hacer por sus hijos.” Theodore Hesburg.
 
Este capitulo tiene una secuencia dividida en 5 partes donde Vivian ilustra el cuento ruso de Basilisa la Hermosa. Mientras se escucha la narración del cuento en voz de su madre (en ruso) y de la propia Vivian (en español), a usanza de los animados rusos que se transmitían en los 70, se ven escenas animadas de este cuento.
Día previo al Día de las madres. Vivian en casa de HC, conversa acostados en la cama sobre su relación, y HC deja claro que no quiere una relación formal, ni crear una familia, pero Vivian no se nota tan a gusto con esa supuesta libertad. Henry llama a la puerta y aunque HC se finge molesto, Vivian le recuerda que Henry viene por el regalo de Elisa.
Adrián comenta con Diógenes que no le gusta ese día porque todo se resume a ir al cementerio a llevar flores, que su padre odiaba a su madre y por eso también lo odia a él. En casa de Adrián, Lorenzo revisa viejas fotos de Adrián niño, donde aparece la madre de este.
Arwen llega a su casa con un ramo de flores, su padre le pregunta si se las regaló Fernando, pero ella le dice que ella las compró. Rolando se queda mirando las flores con sospecha.
Alicia se arregla las uñas cuando llega Ale atribulado, y le cuenta que Patricia se puso molesta con él porque dijo que él estaría feliz si a Beatriz le dieran un viaje de misión, Beatriz escucha lo que Ale dice y se va muy afligida hacia el interior de la casa, Alicia yAle se dan cuenta de que su madre lo oyó, y Ale se siente más derrotado aún por la segunda metedura de pata del día.
Carolina llega con los regalos para las madres de la familia, David le recuerda que aunque lo de los regalos está muy bien, lo que no lo está es que ella le siga diciendo mentiras a Gloria sobre la patineta. En casa de Marina, Leo conversa sobre la relación tirante entre su abuela y sus padres, y le dice a Marina que él sabe que a ella le hubiera gustado tener más nietos pero que su madre no le gustan los niños, y Leo le promete que le hará un regalo para el Día de las Madres que le quitará la tristeza que Marina tiene.
En el Día de las Madre, Arwen ve que las flores se secaron, se nota muy extrañada al respecto y lo comenta con su padre, quien pasa por alto el hecho y trata de convencerla para que siga el plan de actividades del día que Fernando y él prepararon para ella, pero Arwen se muestra firme y le dice que ella tiene otra cosa que hacer y sale. Rolando se queda mirando las flores marchitas con rabia. En casa de Arturo, Eduardo convence al niño de que ese día no es para ir a las rampas, que su mamá tiene que descansar, que es su día…Tocan a la puerta y Arturo abre. Arwen Janet llega y Aixa y Eduardo se sorprenden. Algo tímida, Arwen le da el regalo que compró para Aixa a su hermano para que se lo de a su madre en nombre de ambos. Aixa se nota muy conmovida. Arwen se despide de prisa, pero le da un abrazo a su madre, antes de irse con la excusa que tiene muchos compromisos en el día. Afuera, al salir del apartamento, Arwen se detiene en la escalera, consternada y llorosa, abandonando la expresión de indiferencia que muestra a su madre, y se nota derrumbada. El timbre del celular del padre la saca de su estado y ella responde, recuperándose, que ya está saliendo. Adrián se encuentra con Abel y Lorenzo en el cementerio ante la tumba de Diana, la madre de Abelito. Lorenzo le dice que puede regresar a la casa, pero Adrián le hace ver que Lorenzo no tiene ninguna critica de lo que hizo, y que él no regresará y menos que lo dejará ponerle de nuevo una mano encima, y se marcha diciendo algo que deja entrever que hubiera sido mejor para Abel y para él que Diana estuviera viva y no Lorenzo. Abel va a seguir a su hermano, pero Lorenzo lo detiene y le pide que se quede con él. Adrián va hasta el mar y allí arroja el ramo de flores que traía al agua.
Carolina trata de conversar con su mamá y contarle lo que hace en el parque, pero Gloria está muy feliz y le dice que ella sabe que Carol nunca le dará dolores de cabeza y que confía mucho en la sensatez de su hija. Carol se corta y decide no decirle nada. En la tarde, de regreso de visitar a la familia, reciben la llamada de Caleb para su madre.
En tanto Alejandro trata de hacer las paces con mamá, que ha llegado del cementerio de visitar con Carlos Manuel la tumba de la abuela de Ale. Beatriz dolida le dice que él ni la ha felicitado y Ale, después de disculparse por lo que dijo el día anterior, la abraza y felicita. Beatriz le sugiera que lleve la guitarra a casa de la abuela Nena y Ale aterrado se justifica con que tiene dolor en la muñeca, cambiando la atención de Beatriz que enseguida se preocupa por él. Ale habla con su abuelo Carlos Manuel en el carro y le dice que está preocupado y que quisiera decirle la verdad a su madre, pero no sabe como lo tomará. Carlos Manuel le sugiere que espere que pase ese día porque Beatriz se pone triste por el recuerdo de su madre. Más tarde, de regreso de la casa de Nena, Beatriz se va sola a su cuarto a ver fotos de su mamá y leer cartas. Miguel va a entrar al cuarto pero la ve que está muy concentrada en eso y se marcha sin molestarla.
Leo lleva a Marina al mar, y ambos disfrutan bañándose en la playa. Regresan muy contentos a la casa, y conversan en la terraza cuando reciben una llamada del exterior. Leo toma el teléfono y luego, muy serio, se lo pasa a Marina diciéndole que es Cristóbal (*). Henry lleva a Melanie a ver a Elisa que está de guardia en el hospital. Elisa le agradece la visita y el regalo, unos aretes que le hicieron Vivian y HC, y le dice a Henry que él es muy buen padre y que sabe que ella también ha tenido culpa en lo que pasó, al portarse como una madre controladora y posesiva en su relación con Henry. A pesar del acercamiento Elisa termina la conversación diciendo que tiene que irse a la guardia. 
Vivian da color a las últimas ilustraciones del cuento, sentada en un sillón del hospital oncológico donde cuida de su madre. Su madre, Irina, lleva un suero y conversa con su hija mezclando frases en español y otras en ruso. Vivian le ha hecho un regalo artesanal, un kakemono que emplea los kanjis japoneses para escribir la palabra "madre” y "sol del hogar”. Irina le da de regalo una mantilla tejida. Mientras la madre duerme, Vivian cuenta los días de su menstruación en un almanaque y preocupada se da cuenta del atraso, se mira el abdomen y suspira, casi segura de que está embarazada. En casa de Adrián, Lorenzo busca una foto de Adrián con su madre, y la coloca en un cuadrito frente a la cama de Adrián.
 
(*)En el guión original quien llama es la madre de Leo, éste recibe la llamada y el cambio de ánimo entre el Leo afectuoso que comparte con la abuela, y el Leo tenso, serio, que responde a la llamada, debería haber sido notable.
- (En rojo) Escenas o fragmentos de escenas del guión original que no aparece en la puesta.

‹‹ATRÁS


 CAPÍTULO 36.- "SEMBRANDO VIENTOS”

Guión: Abel Ballester
Frase: "Cuando las cosas se dejan a su aire suelen ir de mal en peor .”  Edward A. Murphy Jr.
 
Alicia se desmaya en una de las clases con Helen. Ya en el hospital Alicia le pide a Helen que llame a Miguel y no a Beatriz, la profesora le informará a Miguel que según el médico, fue una crisis de histeria, pero que ella ve a Alicia muy distraída en clases. Miguel sabe que hay algo que aflige a Alicia y no consigue entenderse con su hija, en una conversación posterior con ella, en la casa, donde Alicia insiste en que no le diga a Beatriz como fue todo. Cuando Beatriz intenta conversar con Alicia, esta se enoja con ella y la acusa de darle poca atención y de estar sumida sólo en su trabajo, Beatriz la deja descansar y luego convence a Miguel, que quiere hablar con su hija, que mejor la deja dormir que está muy tensa. Ale tampoco consigue que Alicia le de entrada, sobre lo que pasó.
Pero Ale está muy preocupado por otro motivo. Desde hace algún tiempo han ido personas ajenas al parque a hacer apuestas a costa de los duelos de los muchachos. La situación se sale fuera de control a partir del momento en que Tito acepta dinero de ellos, así como dejar que pacten un duelo entre él y un patinador de otro lugar. Enseguida todos comprenderán el peligro que representan estas acciones. Lachy dialoga con los apostadores y ellos parecen entender, pero poco después los muchachos comprobarán que lamentablemente, no fue así. Por su parte Darío le exige a Lachy resultados de sus acciones pues no ha conseguido sacar del parque a los supuestos problemáticos, Lachy le promete que en unos días algo grande va a pasar y que Ale y los demás van a tener problemas y podrá sacarlos del parque sin líos, Darío no se ve muy complacido. Aunque el plan de Ale molestar los duelos en la rampa, interrumpiéndose unos a otros y metiéndose en el medio como hacían al principio en el parque, hizo que los apostadores se alejaran un rato no fue suficiente, y regresaran con un retador para Tito. Darío amenazará con tomar represalias si ellos no resuelven el asunto, sin molestarlo. La única solución que Ale acepta, a pesar de las advertencias de Diógenes y de Tony, será aceptar los retos, para así librarse de los apostadores y de una banda de patinadores que invaden el parque. La condición es que si los muchachos ganan, los invasores no regresarán, y si aquellos ganan, ellos perderán el parque. Entre los invasores viene Alain y uno de los patinadores que se metió con Carolina en la piscina. Adrián ve mirando a Carolina y esta se asusta, Henry lo reconoce y le advierte al patinador. Después de intercambiar algunas palabras y Ale decir que tienen que sacar a los apostadores del área para poder hacer los duelos.
Los duelos se inician con patines: Tito (que pierde), Lachy (que gana ampliamente), al reto de un BMX responde HC, que gana sin discusión y se regresa al grupo sin decir nada. Leo (en patines que gana también), Iván (que pierde). Adrián reta al patinador que se metió con Carolina, que le dice que quien ha visto enfrentar skate contra patines, pero así y todo Adrián va a la rampa y sus trucos son mejores que los del patinador, cuando se encuentran en la parte superior de la rampa, Adrián le advierte que no quiere verlo mirar a Carolina otra vez. El patinador se baja sin chistar. Adrián regresa donde Carol que sin decir nada lo mira con admiración y sonríe satisfecha. El jefe de la pandilla le propone a Tony un duelo con Alain. Ambos suben a la rampa, pero Tony allí conversa con su alumno diciéndole que él creía que Alain iba a cambiar, pero este le dice que la calle es otra cosa, y que Tony no es Dios para controlarlo todo. Sin embargo, Alain se baja de rampa sin competir, y Tony lo mira irse, desalentado, y él también se baja de la rampa sin aceptar competir con otro contendiente que la han propuesto.
Cuando los apostadores tratan de volver a entrar a la rampa Diógenes se interpone. Ale gana a su rival y este acomplejado lo lanza de la rampa, Ale se recupera y va a iniciar una pelea cuando Henry y Leo y los jefes del otro lado se interponen, y uno de los patinadores invasores avisa a voces que viene "la fiana”. Ante la presencia de la patrulla que pasa cerca del parque todos los invasores y apostadores abandonan el lugar. Diógenes discute con ellos y los apostadores se le reviran, Adrián sale en defensa de Diógenes, y los muchachos interceden, y alejan al anciano del lugar. Sentados en un banco, más calmado, Diógenes le dice que él fue victima del juego, que cuando más joven apostó en carreras de motos y carros, y terminó perdiéndolo todo, no solo el dinero sino la familia. Al regresar los apostadores, Ale dice que hay que terminar eso ya y él mismo va donde la pandilla y dice que tienen que decidir en un duelo con él. Ale se enfrenta a dos de los skaters y gana en el último truco.
Los invasores se marchan, tras la derrota, pero lo sucedido les deja gran incertidumbre, acerca de la forma en que Darío usará esto en su contra, y porque no parece haber quedado claro si los apostadores seguirán rondando.

- (En rojo) Escenas o fragmentos de escenas del guión original que no aparece en la puesta.

‹‹ATRÁS


 CAPÍTULO 37.- "DIOS NO JUEGA A LOS DADOS” (I PARTE)
 

Guión: Sigrid Victoria- Rosaida Irízar- Anabel Enríquez
Frase: "Aunque el final del mundo sea mañana, hoy plantaré manzanos en mi huerto" Martin Lutero
 
Ale oye a Beatriz decir que una tormenta atípica (a finales de mayo, todavía no es temporada ciclónica) puede variar de rumbo y pasar por La Habana. El muchacho trata de alertar a sus amigos y a la administración del parque para poner a salvo las rampas. La mayoría de ellos hace oídos sordos a sus advertencias, convencidos de que nada malo va a sucederle a las rampas. Ale va con Tony a conversar con Darío pero este dice que las rampas seguirán allí, a pesar de la tormenta, y al ver que no consigue nada con él, Ale se marcha molesto. Ante el viento que arrecia los muchachos se van del parque. HC, Vivian y Henry van para la cafetería y allí escuchan la primera nota informativa de la Defensa Civil que alerta sobre la tormenta tropical Amanda. Vivian sale de prisa hacia el hospital, y Henry se da cuenta que Elisa y Melanie estarán solas en casa, así que él y HC salen de prisa. Por el camino se le parte el tenedor del BMX a Henry, y en medio de la lluvia HC quita el suyo y se lo pone al BMX de su amigo. Henry, algo apenado por dejarlo bajo la lluvia, se marcha de prisa; y HC saca un tenedor nuevo de adentro de su mochila. Los muchachos llaman por teléfono a personas que aprecian para informarles de la noticia y saber cómo están para enfrentar la tormenta. Tony llega a su casa bajo un gran aguacero, todo mojado y su padre le dice que se cambie la ropa de prisa, cuando ven caer una gotera del techo de la cocina. En todas las casas preparan velas, quinqués. En el Instituto de Meteorología, Beatriz recibe partes cada vez más preocupantes sobre la trayectoria, velocidad de traslación y fuerza de los vientos de la tormenta, que calculan tocará tierra ante de las 12 de la noche. Leo va a buscar a su abuela que no quiere irse de su casa, muy cerca del mar, y cuando la abuela insiste en quedarse Leo la carga en brazos, pero Marina, riendo y conmovida acepta a ir para casa de Leo, y le pide que la baje que ella va caminando. Leo la besa contento. Darío, ocupado en poner a salvo los recursos del parque, resta importancia a las rampas y orienta a la brigada de la DC que las dejen donde puedan. El viento y la lluvia arrecian sobre la zona, obligando a evacuar a los vecinos, entre ellos Diógenes, que quiere esperar por Adrián, pero ante la premura de los compañeros de la DC, recoge solamente las patinetas de los muchachos. Adrián ha salido a buscar comida para Abelito, y se encuentra en la calle con Alicia que ha salido, sin avisarle a nadie, a comprar chucherías. Alicia tiene un mareo y Adrián llega a tiempo para sostenerla, ella le dice que ya está mejor, pero Adrián insiste en que está muy fría, y que espere a recuperarse antes de seguir. Ale ha salido a buscar a su hermana ante la preocupación de su abuela que le insiste que hace dos horas que Alicia salió. Ale cree saber donde está y sale a buscarla. Ale llega justo para ver a Adrián y Alicia conversando juntos. Ale, imperativo, llama a Alicia, y Adrián y Ali se incorporan tensos. Durante todo el capitulo se ha vistos fragmentos de una entrevista que Ernesto hace a varios muchachos del grupo, preguntándole sobre una palabra que resuma el parque y qué pasaría si el parque ya no estuviera más allí. Son tomas que Ernesto hará para el vídeo del parque y que se exhibirá el día de la competencia final, dentro de dos meses y medio.**
 
**En el guión original estos fragmentos están marcados por la fecha cercana a la competencia (01 Agosto 2012, por ejemplo) para remarcar el caracter de FLASHFORWARD de las escenas. 
 

ARRIBA