-SINOPSIS DE CAPÍTULOS-
Página 12
(Capítulos del 41 al 43)
 

 
 
CAPÍTULO 41.-"CONTRAGOLPES” (II PARTE) 
 
 
 
FOTOGRAMA PENDIENTE.
 
 
Guión: Abel Ballester -Sigrid Victoria.
Frase: "La bajeza de alma siempre sale de la semilla de la avidez.” Ahmad Ibn Ata'Illah (El Libro de la Sabiduría)
 
Patricia va a ver a Lachy y lo amenaza con acusarlo ante los tribunales por una serie de delitos, Lachy se asusta ante la parafernalia legal que Patricia emplea y promete devolver la tabla, sin que Alejandro se entere de que fue gracias a ella. Lachy lo hace al día siguiente, ocultando su verdadero motivo y quedando como un héroe ante el parque. En el parque, ante la duda de todos de por qué Lachy le ha dedicado tiempo al dominio de la patineta, Leo recuerda el comentario de Fernando sobre los patrocinadores de patineta que vendrán para la competencia, y él y Tony deciden sonsacarle a Lachy si él conocía esa información. Provocan a Lachy hasta que lo llevan a descubrirse ante todos, ha cambiado de implemento para asegurarse un patrocinador. Los seguidores de Lachy reaccionan con desagrado, Lachy se queda resentido hacia Tony y Leo por ponerlo en evidencia. Rolando ve en peligro su dominio sobre Arwen y acusa a Aixa de estar tramando algo contra él. Tratará de influenciar a Arwen, pero descubrirá angustiado, que ella comienza a decidir por si misma. Aixa queda preocupada por las posibles consecuencias para Arwen de la situación actual, se culpa por no haber sido más firme en el pasado y no haber insistido en que su hija se quedara con ella. Eduardo la tranquiliza, le dice que Rolando no va a dañar a Arwen porque para él, ella es una inversión a largo plazo. Alejandro acepta la devolución de la patineta, pero sigue abrumado y tenso. Diógenes será el único que logrará que vuelva a practicar. Lachy se sigue mostrando arrogante y seguro de que tiene muchos más "trucos” bajo la manga.
 

‹‹ATRÁS

 


 
CAPÍTULO 42.- "CERRADO POR DERRIBO”
 
 
 
 
Guión: Anabel Enríquez
Frase: "Amargas son las lágrimas derramadas; pero más amargas, las que no se derraman”. Proverbio irlandés.
 
Han pasado algunos días desde que Tony y Arwen Janet visitaron juntos la cafetería y en el parque Leo comenta con él que si ella no está visitando el parque es porque ellos han quedado en verse en otro lugar. Tony niega que eso esté pasando pero se nota tranquilo, y Leo insiste en que seguro que algo pasó de todos modos. Para sorpresa de ambos Arwen llega al parque sola. Tony recoge con celeridad sus cosas y va donde ella. Sin embargo la conversación que tienen dista mucho de ser lo que Tony espera, pues ella le dice que no van a volver a verse, pues Tony no tiene dinero para garantizarle un futuro y que entre ellos no puede haber nada. Tony estupefacto trata de conversar pero ella se muestra renuente y se marcha dejándolo muy atribulado. Tony se marcha de parque y en el camino a su casa y ya de noche en su cuarto recuerda la conversación que habían tenido en la cafetería donde él le confesó a Arwen que estaba enamorado de ella y que iban a dejar de verse un tiempo para que ella pudiera reflexionar sobre su vida y lo que realmente quería hacer con ella, pues el la quería a su lado pero para que fuera feliz. La madre de Tony conversa con él y le recuerda que no debe prejuzgar y debe escuchar a su corazón, pero Tony confiesa estar destrozado. En casa de Arwen Janet, ante la ausencia de su padre que está de viaje, Fernando decide acompañarla en la noche, pero Arwen le pide que se vaya, y desesperada le suplica que la deje en paz, que no quiere nada con él y que no la obligue a seguir esa relación. Pero Fernando se muestra en toda su faceta de manipulador y chantajista, le advierte que ella está bajo su total control y que nadie la apoyará si decide separarse de él, la amenaza, la humilla y luego se marcha diciéndole que como ella está muy neurótica a lo mejor lo ataca mientras duerme. Arwen se queda sola y desesperada, y de no ser por su madre, que desde el principio del día tuvo el presentimiento de que algo iba mal y decidió ir a la casa de su hija muy temprano en la mañana, hubiera terminado con su vida. De regreso del hospital donde Aixa y Eduardo acompañan a Arwen, Aixa tiene primero una conversación muy afectuosa con su hija y luego le exige a Rolando que si no garantiza la tranquilidad de Arwen y evita que Fernando se acerque a ella, se llevará a su hija para su casa y le contará todo lo que ella sufrió al lado de Rolando para que Arwen sepa la calaña de su padre. Rolando cede a que Aixa la visite, pero con disgusto. Aixa pasa por el parque y pone al tanto a Tony de lo ocurrido. Unos días después Arwen se incorpora al entrenamiento y desde la Ciudad deportiva parte en una guagua para el entrenamiento en Cienfuegos. Su madre con Eduardo van a despedirla, y Aixa le entrega el libro de El Señor de los Anillos que Tony le mandó. Dentro del libro hay una nota, que Arwen lee en la guagua, donde Tony le reafirma que sus sentimientos hacia ella no han cambiado. Rolando habla por teléfono con Fernando y deja claro que ellos dos van a seguir con un acuerdo que ambos tenían hace tiempo. Desde un punto cercano Tony, que ha estado presenciando a distancia la partida de Arwen, sale rodando sobre su skate.
 
  

‹‹ATRÁS

 


 
CAPÍTULO 43.- "SE QUEMA MI FAMILIA”
(I PARTE)
 
 
Guión:  Anabel Enríquez- Abel Ballester- Sigrid Victoria- Rosaida Irízar 
Frase: ”Las familias son como los ejércitos: pueden ponerse a salvo mediante un prudente movimiento de despegue.”
André Maurois (Emile Herzog)
 
Alicia está cada día más pálida y ojerosa, en la mañana se cae en el baño y se golpea en la cabeza. Ale escucha la caída y corre a socorrerla pero Alicia sale del baño diciendo que no es nada, y que no le vaya a decir nada a sus padres. En el parque Ale se nota muy desacertado cuando patina. Carolina le dice a Patry que cree que es porque ella no ha vuelto con él, pero Patricia se sigue mostrando renuente. Ale y Ernesto conversan en la salida del parque y Ale le cuenta lo que está haciendo Alicia. Preocupado Ernesto le advierte que Alicia está enferma y que tiene que dejar a un lado sus intereses y ayudarla, pero Ale le explica que Alicia no lo chantajea solo con decirle a su madre que él patina sino con que ella a él no le importa y eso a Ale le duele mucho porque él adora a su hermana. Vivian está haciendo una nueva historieta de superhéroes inspirada en los muchachos del parque, Ale se la ha pedido para que su hermana la lea y Alicia se nota más animada cuando se la muestra. Pero en la comida Ale se ha enterado por su madre que Alicia se desmayó otra vez en la escuela y cuando trata de abordar a solas con ella el tema, Alicia se nota reacia. Ale se duerme y sueña con las historietas de Vivian donde el poder de su personaje, un ilusionista capaz de crear poderosos hechizos tiene que tomar una decisión para proteger aquello que quiere. Se despierta sobresaltado, y decide ir a consultar un manual de medicina en el librero de su padre, para informarse más sobre lo que tiene Alicia, y lo que descubre lo asusta más. Por su parte Beatriz ha discutido con su padre, reprochándole cosas del pasado y mostrándole que ella siempre ha sentido que ella no es tan importante para él. Carlos Manuel trata de conversar más calmadamente con ella pero no consigue que Bea le de espacio y decide darle una vieja carta donde él explicaba en ella a la madre de Beatriz las razones por las que marchaba de casa en vísperas de casamiento de Bea y Miguel. Miguel por otro lado ha conversado mucho con su madre Nena, sobre la relación distante que el padre de Miguel tenía con él. Nena insiste en su padre lo quería mucho aunque nunca supo expresárselo, y establece un paralelo entre la relación de Miguel con su padre y la de este con Ale, y de Bea con Alicia. Nena le insiste a Miguel que tiene con conversar con Beatriz para poder ayudar a los muchachos. Alicia, en la noche, sale de su cuarto y va hasta el refrigerador, se da un atracón de dulce y al ir a vomitar al baño se desmaya.
 
 
 

ARRIBA