-SINOPSIS DE CAPÍTULOS-
Página 9
(Capítulos del 32 al 34)
 

 
 
 CAPÍTULO 32.-"TODOS PARA UNO”
 

Guión: Anabel Enríquez- Javier de la Torre
Frase: "Todos estamos hechos del mismo barro, pero no del mismo molde.”  Proverbio mongol.

Es el cumpleaños de Leo, pero no quiere decirlo a sus amigos pues quiere mantener su aparente distancia afectiva e indiferencia hacia los demás; sin embargo la soledad lo angustia. Con Malena, y debido el acuerdo que habían hecho en el capitulo anterior, no intenta siquiera proponerle salir a pasear, pero ella se nota extrañada por el ensimismamiento de Leo, y le entrega el papel con las indicaciones de la tarea que Leo ni siquiera mira. Aunque Leo duda al final si decirle o no de su cumpleaños no lo hace, ambos se despiden deseándose un buen fin de semana. En el parque trata de invitar a alguno de sus más afines a celebrar sin explicar el motivo, mas todos parecen muy ocupados en el parque. Algo tenso se va a la rampa, y termina discutiendo fuertemente con Lachy, y los amigos tienen que venir a desapartarlos. Este le propone un duelo muy especial. Ambos tienen que conseguir la mayor cantidad de personas posibles que estén dispuestas a acostarse en el suelo en fila para que les salten por encima con sus patines. Aunque Tony trata de hacer razonar tanto a Lachy como a Leo de que no deben arriesgar a otros por sus problemas, el duelo termina concretándose, e incluso Leo llega a molestarse con Tony porque cree que él no confía en su habilidad. Ale dirige el duelo a instancia de Tony. A la fila de Leo acuden Henry, Ernesto, Joel, Carolina y Tony, junto a otros tres practicantes, mientras que Lachy consigue tener nueve, debido a las prebendas de regalos (cerveza y juegos de caja de bolas) que prometió a los que se pusieran de su lado, y porque Adrián hace la diferencia al ver a Carol ponerse junto a Ernesto en la fila de Leo, y se decide por el bando opuesto. Tanto Leo primero como Lachy, logran saltar sus filas, pero Lachy usa una rampa como impulso. Debido a que él tenía uno más que Leo, Ale determina un empate. Todos de acuerdo, y Lachy se va a celebrar con su piquete. Carol le reprocha a Adrián que se haya arriesgado por Lachy y le recuerda que está en la fila equivocada, pero éste se marcha sin aceptar dialogar con ella. Los muchachos van abandonando el parque y Tony le propone a Leo que le ayude a cambiar unos tornillos y luego pasan por la cafetería. Así lo hacen y Leo espera en el salón mientras Tony entra a averiguar supuestamente que pasa que el lugar está vacío. Segundos después llega todo el grupo para darle una sorpresa a Leo por su cumpleaños, lo cual sorprende y emociona mucho a este. Todos le dicen que la bronca con Lachy por poco le fastidia la fiesta, y Leo pregunta cómo lo supieron. Los amigos le recuerdan una conversación que tuvieron una semana atrás, primero hablando sobre la influencia de la genética en el comportamiento y luego de las influencias astrológicas, donde todos hablaron sobre su fecha de nacimiento y signos del zodiaco, y por ello supieron del cumpleaños de Leo. Los muchachos bailan y comparten en la cafetería, pero Adrián, que viene en busca de Carol, al verla bailando con Ernesto decide irse sin saludar siquiera. Vivian le regala a Leo, un dibujo de él surfeando junto a los delfines, y  Leo lo cuelga en su cuarto. Alli verá que la nota de Malena no era una tarea sino la felicitación por su cumpleaños, y cuando su abuela llama le dice que ha tenido una tarde muy buena y le contará en la comida. Sus padres le han mandado a Leo algún presente en un bulto postal, pero este no le presta ninguna importancia, y lo deja sobre la cama.

ATRÁS


 CAPÍTULO 33.- "ENTRE CALDOSA Y AJIACO”

Guión: Anabel Enríquez-Sigrid Victoria
Frase: "El hombre tiene un origen y un destino, al menos que lo recuerde, perderá ambos.”  Proverbio sufí.

Carol en el cuarto de Alicia le muestra su ropa de bailar árabe, mientras le cuenta que su familia materna es de origen libanés. Alicia le pregunta si las partes de árabe y judía en su familia no le crean conflicto y Carolina dice que no, que sus padres la enseñaron a querer a ambos lados, que ella tiene tanto de judía como de moro y al final, ella es tan cubana como cualquiera. Alicia menciona su condición de mulata y aunque Carol le dice que para muchos ser cubana es sinónimo de sensualidad y ser sexy, Alicia dice que es el peor de los intermedios. En la escuela a Alicia le asignan el papel de Clara, en el ballet Cascanueces, para una actividad de fin de curso, y algunas de sus compañeras se burlan de ella diciendo que ni el nombre le pega. Bea, con la noticia, se pone muy contenta, incluso le regala unos aretes que eran de la abuela de Alicia, la madre Beatriz; luego, en la comida familiar, Beatriz le contará a todos muy satisfecha la noticia, pero Alicia se nota tensa y a la expectativa de que algo no le saldrá bien en su desempeño.
Tony encuentra a su padre con mapas, viejas fotos y papeles tratando de establecer un árbol genealógico y descubrir los familiares que tienen en Asturias. Ello le lleva a Tony a preguntar si su padre está pensando hacerse ciudadano español, pero Guillermo niega que le interese cambiar su nacionalidad, pues su padre,que vino a Cuba en los años 20, fue asturiano hasta que murió y nunca cambió eso aunque jamás regresó a España, así que él tampoco lo hará, pues el padre le enseñó que uno de es de donde nace.
En casa de HC, este conversa con Vivian y Henry y menciona el hecho de que aunque el lleva los apellidos Rivas Kato, no es descendientes de japoneses pues él es adoptado y nunca conoció a sus verdaderos padres (*). Luego Vivian y Henry, caminando hacia sus casas conversan sobre la difícil vida de Henry, que no conoció a su madre y que vivió muchas privaciones criado por la madrastra, que nunca lo aceptó bien. Vivian le dice que romper con el pasado a veces es el único camino para crecer.
David le propone a su madre que deberían mudarse a un primer piso para que no pasen trabajo subiéndolo a él por las escaleras. Gloria apoya la idea porque cree que así David podrá socializar mejor, pero cuando menciona que hay que consultarlo con el hermano que vive en Alemania, David se molesta porque Caleb sigue siendo para su madre el cabeza de familia aunque esté en el extranjero. Le da una mala contesta a Carolina que trata de tranquilizarlo, pero luego va donde ella y le pide disculpas. David decide que no aceptará que se muden para un primer piso pues eso sería aceptar no solo las disposiciones de Caleb sino el hecho de que él no va a caminar más, y le hace saber a su hermana que comenzará a ir a la rehabilitación, lo que pone muy contentos a Carol y a Gloria.
En el parque Adrián se molesta con Abel porque comparte con Ale y Ernesto, y Diógenes le llama la atención porque Adrián está cobrándole a Abel una deuda del pasado que Adrián tiene con Ale y Ernesto, y ese rencor solo trae malas experiencias. Carolina invita a Adrián a que vaya a verla bailar árabe en una actividad en la Unión Árabe, pero Adrián inventa mil escusas y Carol desiste de darle opciones para que vaya y se marcha, pero Adrián se nota que hubiera querido verla. (**)
Carol hace una bonita interpretación en la actividad, y David asiste con su mamá a verla. De regreso a la casa pasan frente a casa de Adrián y ven a Lorenzo borracho y a Abel sentado afuera, y se afligen. Gloria se queda pensativa.
Los muchachos (Tony, Carol, Vivian, HC, Henry, Leo, Ale y Patricia) hablan en la entrada de la cafetería sobre lo que la gente entiende por ser cubano.Henry está por marcharse a ver a su hija y la conversación ha girado sobre la actitud de Henry como padre, que todas las muchachas (Patry, Carol y Vivian) apoyan, cuando llega una persona que los confunde con un grupo de turistas, y les propone servirle de guía por la ciudad. Los muchachos, riendo, le dicen que ellos no son extranjeros, y el hombre, extrañado, exclama que ellos son unos cubanos muy raros.

(*)Es la primera vez que se menciona el hecho en la serie. En el guión original el personaje de HC sí era descendiente de japoneses, cuarta generación. Pero por ajustes de casting fue necesario crear esta nueva situación para justificar que no hubiera una herencia asiática en los rasgos físicos de Héctor Camilo.
(**)Escena del guión original que no aparece en la puesta.

ATRÁS


 CAPÍTULO 34.- "ESCLAVO DE LO QUE CALLAS”
 

Guión: Sigrid Victoria- Anabel Enríquez
Frase: "No hay ausente sin culpa, ni presente sin disculpa.”  Proverbio francés.

Gloria aparece en casa de Diógenes para ver como está Adrián y convencerlo de que vuelva a su casa. Luego en el parque Adrián le dice a Carolina que su madre pasó a verlo y que le estuvo hablando de Lorenzo y de la madre de Adrián, Carol trata de que su amigo acepte ver a un psicólogo o a alguien que lo ayude a tratar con Lorenzo pero Adrián se molesta y dice que todo lo que tiene que hacer es para quedar bien con su padre y nadie piensa en él, y que lo que tenía que haber pasado es que su madre (la de Adrián) no debía haberlo dejado atrás con Lorenzo. Gloria, al no conseguir hacer entrar en razones a Adrián, pasa por casa de Lorenzo y allí, después de prepararle algo de comer a Abel, ocuparse de asear a Lorenzo que de tan borracho ni se percata de su presencia, y hacer café para cuando éste se despierte, lo insta a tener una conversación sobre sus hijos. Lorenzo se resiste un poco alegando que le duele la cabeza, pero Gloria insiste en que debe aceptar a Adrián y respetarle el derecho de recordar a su madre, aunque Lorenzo la odie. En la conversación se revela que la madre de Adrián intento irse para los Estados Unidos en una balsa y se ahogó, y de cómo Gloria y Lorenzo cuando jóvenes tuvieron una relación romántica. Lorenzo dice que aceptará que Adrián vuelva y no le va a pedir cuenta. Gloria insta a Lorenzo para que inicie tratamiento para su alcoholismo, pero éste no se nota muy convencido.
Aixa tiene que ir a una consulta de evaluación psicológica de Arturo, Eduardo quiera acompañarla pero ella le dice que no es necesario. Mientras se prepara para ir al hospital Aixa recuerda cuando en el hospital materno le dieron los primeros datos sobre Arwen al nacer, y nueve años después como Arwen le reprochaba haberse ido de la casa. De regreso decide que dejará de trabajar para ocuparse más del niño. Aunque Eduardo se opone ella insiste y la conversación deriva sobre Arwen Janet, pues Eduardo intuye que Aixa hace eso porque se siente culpable de no vivir con su hija, y porque la dejó con el padre al separarse. Aixa más tarde confiesa que sí, que aunque Arwen quiso quedarse con Rolando, ella siempre esperó que la tendría con ella, y ya han pasado diez años y no ve el momento de que eso llegue, pues su hija está cada vez más lejos.
Sin embargo, Arwen Janet ha decidido pasar por el politécnico de Tony para pedirle que la acompañe a comprar un regalo para Aixa, pues se acerca el día de las madres. Tony sorprendido, y a la vez apoyado por sus alumnos que le insiste en que se vaya antes que termine el turno, acepta ir con Arwen a recorrer tiendas. En una feria de artesanía, después de visitar varios estantes y divertirse escogiendo posibles regalos, a ella le llama la atención un collar con un colgante de malaquita, y decide comprárselo a su madre. Después conversará un rato con Tony en un parque, éste le comenta que a él le parece que ella siente que traiciona a su padre si muestra su cariño por Aixa y eso no tiene sentido. Ella le agradece por acompañarla y se despiden con evidente afecto, pero como amigos. Una vez en su casa, Arwen esconde de la vista de su padre el collar, tal como su madre hacía con las cosas de su trabajo.
Por otro lado Henry y Elisa, llegan del pediatra con Melanie que ha tenido fiebre, y Henry acuesta a la niña dormida, mientras Elisa lo mira con disgusto. En la cocina discuten porque Elisa le reprocha que cuando estaban juntos Henry nunca se ocupaba de Melanie y ahora que están separados quiere ser el mejor padre pues Henry quiere que la niña la culpe el día de mañana por la separación de ellos dos. Henry se va a ir muy ofendido y Elisa le pide disculpas apenada. Al verla con la guardia baja Henry intenta un acercamiento amoroso, se besan y cuando parece que Elisa va a ceder, la niña llama desde el cuarto y Elisa reacciona, le pide a Henry que se vaya y éste, frustrado y molesto se marcha. Luego Elisa conversa con Vivian y se nota insegura sobre la decisión de divorciarse, le cuenta que ella se separó sobretodo por no echarle a perder la vida a su hija, creciendo entre discusiones y viendo a su padre borracho. Vivian le dice que Henry está cambiando y aunque a lo mejor el cambio no es lo que Elisa esperaba, si cree que es para bien de Henry, y que su actividad como DJ no es una juerga nocturna sino un trabajo que Henry hace.
En el parque Vivian comenta con Aixa sobre los progresos de Artie, que está practicando con Tony y con Leo en los tubos. Aixa no se nota muy optimista, pero Vivian le dice que el niño sí está mejorando, que Aixa no lo nota porque lo ve a diario pero ella que lo ve menos se percata de eso. Conversan sobre el dibujo y Vivian le dice que el dibujo la ayudó a sociabilizarse cuando era niña, le cuenta que su madre vino de Ucrania y que nunca tuvo mucho contacto con su familia europea, y tampoco con su padre, que las dejó siendo ella una bebé, que por su físico y ascendencia a veces la rechazaban en la escuela, y dibujar bien la ayudó a comunicarse. Aixa le dice que ella debería pintar un mural bien grande para decir todo lo que no puede, y Vivian le dice que por ella encantada pero que no cree que Darío lo acepte, ambas se ríen y Vivian comenta que ella estudió Arquitectura hasta segundo año, pero que por problemas personales no siguió, pero que le hubiera encantado hacerlo. Eduardo llega en la moto, Artie se despide de los muchachos, y Aixa se despide de Vivian, diciéndole que seguramente su madre estará muy orgullosa de ella. En casa, ya en la noche Aixa trabaja en los planos de un nuevo proyecto y Eduardo se nota satisfecho al ver que Aixa ha dejado de pensar en abandonar el trabajo y se siente más tranquila.

(**)Escena del guión original que no aparece en la puesta.

ATRÁS

ARRIBA