Decálogo del perfecto escritor contemporáneo - HuMoradas - Catálogo de archivos PARA DESCARGAR - Literatura, lúdica y arte fantásticos en español
Inicio » Archivos » HuMoradas

Decálogo del perfecto escritor contemporáneo
[ Descargar desde el servidor (119.0Kb) ] 2011-10-15, 10:35 AM
 
DECÁLOGO DEL PERFECTO ESCRITOR CONTEMPORÁNEO.
 

1- La propiedad del lenguaje y la magia de la gramática son lo único importante. Nada de historias, porque distraen. La gente no se da cuenta que está leyendo, se transporta, se olvida que las palabras existen, y lo peor ¿qué queda del escritor? Nada, se borra, se esfuma,… ¡plof! ¿Así quieres que te tomen en cuenta?

2- Enfatiza lo evidente en las frases finales. Ya el lector sabe que no tienes nada, ABSOLUTAMENTE NADA que decir y que, cuando iniciaste la primera frase, no tenías la más mínima idea de hacia donde ibas. Pero remarca que ESA es tu intención, no vayan a creer que querías contar alguna historia. Unas frases del tipo: "y yo no tenía nada que decir al respecto", "ahora no sé que hacer con todo lo ocurrido, ni me importa", etc., garantizarían esto.

3- Trabaja sobre tu imagen de friki de salón, fabrícate una angustia existencial underground. Si no naciste y/o vives al filo de la navaja en un solar, y no tienes que lucharte la comida, el techo, la existencia, todos los días, eres el indicado. Escribe sobre eso. La gente le pasa por arriba a la historia, es la misma de siempre, la que nadie quiere saber, la que a nadie importa, porque los que de verdad la sufren y pueden cuestionártela simplemente NO LEEN.

4- Los maestros, Joyce, Borges, Cortázar, Fawlkner no están para ser entendidos, ni emulados, ni siquiera imitados. Están para que los metas en tus cuentos, los pongas a fornicar contigo, a mearse en los bancos del Parque Central, a vomitarse en tus/sus blúmeres, y a ser tan perdedores como tú. Después de hacer juntos tantas cochinadas ¿quién va a discutir que están al mismo nivel?

5- Los maestros están para hacer LA LISTA. Además de los citados en el punto 4, no olvides a Salinger, Dostoyevski, Lezama, Carpentier, Vargas Llosa, Flaubert y Hemingway. No importa que, en verdad, jamás los hayas leído. Ponlos cuando, en una entrevista, te hagan la pregunta de siempre: "¿Y cuáles son sus autores favoritos?”

6- El ego es lo más importante: en lo que escribes, lo que sea, debes recordar todo el tiempo que estás ahí. Al lector y al jurado. Recuerda: Hemingway solo para LA LISTA. Después te olvidas de esa cosa ridícula del narrador objetivo y vuelves a escribir remarcando que TODOS tus cuentos te pasan a ti…y a tus amiguitos.

7- Olvídate de los nombres de los personajes, de las connotaciones o los significados. Las iniciales de los nombres de tus socios de farándula son suficientes y elocuentes llamados de atención para generar compromisos. Piensa en tus amigos al escribir. Recuerda que, tal vez mañana, F, G ó M sean jurados en algún concurso de barrio que tú quieres ganar a toda costa. Y tal vez, F, G ó M se acuerden de ti.

8- Bájate un buena base de datos de algún sitio de Internet con letras de canciones, anglosajonas, y tenla abierta en Microsoft Word, para aplicar la fórmula [Control+C, Control+ V], cada vez que te quedes sin idea de cómo sigue el texto que estás escribiendo, o no llegues a la cantidad de cuartillas que exige el concurso. Recuerda: la intertextualidad no implica texto con sentido.

9- Otra sobre la intertextualidad. No pretendas que las tres leyes de la robótica de Asimov, ni que la palabra robot de Karel Kapec, son ejemplos de intertextualidad. Emplea solo aquello que la crítica y el jurado conoce. Canciones de Los Beatles, por ejemplo.*

10- Y recuerda: LOS GÉNEROS NO EXISTEN, excepto si el concurso del género X tiene una buena dotación en metálico, o todavía no lo has ganado para tu currículum. Entonces, tomas un cuento cualquiera de los que has escrito, le pones dos o tres términos de la jerga más común en el género**, lo mandas al concurso, y si no ganas repetirás: LOS GÉNEROS NO EXISTEN. Y dormirás fresco como una lechuga.

Notas:

* También pueden servirte algunos scripts de filmes: Casablanca, por ejemplo. Pero recuerda, SIEMPRE, tienen que estar en OTRO IDIOMA.

** Ya sabe:
Si es CF incluya: dermo, domos piezoeléctricos y trodos.
Si es Policíaco: santeros (o paleros, o abakuás, recuerde, el folklor vende); policías corruptos (ahora que se puede) y nada de enigmas.
Si es Erótico: penescontraserosconpenes, vaginasconvaginas y si peneconvaginas, entonces que sean más de cuatro.
Si es Histórico: es tal vez, el más complejo. Olvídese de la investigación, lo digo por el lenguaje. Debe ser ininteligible, enmarañado y confuso. Hágale creer al jurado y a la crítica que ellos son muy inteligentes. Deje esas novelas históricas que puede leer cualquiera para tipos como Robert Grave o Jack White.





La Habana, 15 de diciembre de 2006

Categoría: HuMoradas | Agregado por: Ann-Henry | Etiquetas: humor, literatura
Vistas: 460 | Descargas: 115 | Valoración: 0.0/0