Inicio » Artículos » ADRENALINA 360 » AD360_Artículos

MODELANDO HÉROES: estereotipos heroicos en Adrenalina 360 (II Parte)
Parte del acto de conseguir personajes eficaces se debe a tomar, más que el estereotipo del chico rico infeliz, el hijo de divorciados traumatizado, la niña feíta rechazada por sus compañeros, el hijo de borracho que tiende a la violencia, etc. parte del hecho de saltarse esos clichés sociales yendo más lejos. En una obra de aventuras no basta con tener un héroe que parte hacia la aventura, se encuentra con un donador que lo apoya, enfrenta varias pruebas, supera al malvado en la última y regresa vencedor con el trofeo (es por ello que Hollywood últimamente siempre sabe a lo mismo…). Hay que hacer que ese héroe no se parezca a otros…ahí entran la imaginación de cada escritor. De cómo convine los elementos del estereotipo y las particularidades de la realidad: época, cultura, y situaciones sociales que hagan de este personaje un tipo universal y a la vez único.
 
Los personajes de Adrenalina 360 parten de la realidad, fueron en un principio jóvenes reales que inspiraron a Rosaida Irízar a hacer una serie que reflejara la vida de los practicantes de deporte extremo urbano, pero ahí no terminaba el asunto: ¿cómo convertirlos en personajes de una aventura? Como ya hemos dicho anteriormente, el modelo del camino del héroe y los estudios de Campbell y autores posteriores sobre el tema, nos allanan el camino nuestro. No olvidemos que este modelo responde a la necesidad de organizar la información para conseguir diferencias entre los protagonistas, y no tiene como fin establecer límites rígidos ni exclusiones teóricas. Como modelo operativo para una aplicación inmediata su éxito solo podemos medirlo en la medida que los personajes hayan resultado bien diferenciables y consistentes para la audiencia. Si así ha sido, pues podemos considerarlo válido en tales circunstancias.
 
Lucke Skywalker (StarWar), Naruto, Neo (The Matrix), Elpidio Valdés son héroes campbellianos clásicos.
 
 
 
El héroe Campbell Clásico (o Disney): El primer tipo que empleamos en la serie fue el más convencional. El héroe clásico de Campbell, el héroe que es héroe porque sí…aunque viva en el más remoto planeta de la galaxia, tiene más miliclorias que nadie…y será encontrado porque está signado para ser el héroe (aunque en el caso de Anakin, ya sabemos que la fase de héroe le dura tres películas). Este es el héroe favorito de Disney, y por eso lo llamamos también Héroe Campbell o Disney. Un héroe Disney está signado por la providencia para ser héroe, tiene las cualidades innatas, aspira a llegar muy lejos y nada lo detiene. Ante un reto nunca se retrae. Vehemente en sus acciones y enfocado completamente en la meta, más o menos clara según el caso, y siempre tiene coleguillas. En su lista se apuntan desde Elpidio Valdés hasta Luke Skywalker, pasando por Naruto, Neo (hay quien quiere verlo como un héroe Nerd pero su actitud nerd no pasa de 6 minutos en la primera pelicula) y hasta el mismo Alejandro Magno como ha sido llevado al cine y la literatura (de la pluma de Valerio Manfredi)…y tantos otros.
 

 
A este modelo heroico responde nuestro Alejandro. Demuestra desde el principio que está hecho para ganar, es el centro de atención inmediata del villano (Lachy) y está completamente centrado en el objetivo final (ganar la competencia). Lo que destaca en este héroe en Ale es su positividad, su entusiasmo y su capacidad de liderar (lo que no quita sus momentos de inseguridad, la necesidad de ganar el afecto del progenitor y las meteduras de patas propias de su impetuosa conducta). Y este estilo de afrontar la realidad es que lo diferencia significativamente del siguiente tipo heroico.
 
Anakin Skywalker (Starwars), el Corsario Negro , Heathcliff (Cumbres borrascosas) y Tetsuo (Akira)son ejemplos de héroes trágicos.
 
El héroe trágico o Dickens (de Charles Dickens, por supuesto) se parece mucho al héroe clásico en su talento, pero las circunstancias de su vida han dejado una huella diferente. Este tipo de héroe se siente víctima de las circunstancias. Frecuentemente marcado por una tragedia en el entorno familiar, de la que no es responsable pero que lo afecta más directamente que a nadie. Y carga con esa tragedia para todas partes y todo el tiempo. El rencor lleva a héroes trágicos, como Anakin, y nunca mejor dicho, a pasarse al lado oscuro. O a autoimponerse la separación del ser amado por la ser la hija del asesino de sus hermanos, como El Corsario Negro; o a entrar en continuo conflicto con sus amigos y su novia hasta convertirse en el antagonista de su protector como el personaje de Tetsuo (Akira). Héroes trágicos son también Heatcliff (Cumbres borrascosas) y Felipe Pirrip de (Grandes Esperanzas), y en Adrenalina 360, es Adrián.
 

 
Un tipo heroico muy visto en las novelas del siglo XVIII de aventuras, y que anteceden al héroe picaresco del XIX es ese héroe desheredado o repudiado por su noble familia debido a alguna "fechoría” en el pasado, mala reputación social y mucho sex appeal. No tiene una meta aparente, vive al día…pero todo se va construyendo sobre el camino. A veces quiere enmendarse o demostrar su inocencia, a veces le importa un comino, pero al final siempre termina amando apasionadamente a la heroína que lo mete en cintura.
 
Peter Blood (El Capitán Blood), Fanfan (El tulipán rojo), Jin (La casa de las dagas voladoras) y Han Solo (Starwar) pueden ser aglutinados bajo el tipo de héroes románticos o dieciochescos
 
El héroe romántico o dieciochesco: es aventurero, desarraigado y en apariencias indolente, es el héroe dieciochesco o romántico (por el período artístico del Romanticismo), que va desde el Ivanhoe de Walter Scott, pasando por el Capitán Blood (de Rafael Sabatini) o Fanfan, (en el film francés El tulipán rojo) pero que trasciende la época y su espacio geográfico en personajes como Han Solo (StarWar) y el personaje  de Jin interpretado por Takeshi Kaneshiro en La casa de las dagas voladoras. Y en Adrenalina 360 ese lugar está reservado para Leandro.
 

 
Por contraste, y por necesidad dramática, el personaje que iba a contrapelo de este héroe romántico debería complementarlo. Al mujeriego, algo tarambana, sin objetivos en la vida, y en el fondo sensible y temeroso de la soledad, debería "oponerse” un héroe centrado y espiritual, cuyos objetivos son tan grandes que trascienden su vida y por ello vive también al día…aprendiendo. Moralmente impecable, solitario y en el fondo bastante aventurero. Es este un héroe poco común en la literatura y el cine occidental, pero muy recurrente en el cine asiático, desde al anime japonés hasta el cine de Zhan Jimou: el héroe místico o taoísta, también bautizado como héroe Miyazaki (por el director de anime Hayao Miyazaki).
 
Ashitaka (Princesa Mononoke), Brokensword (Hero) y Li Mu Bai (Tigre contra Dragón) son héroes místicos, frecuentes en cine asiático.
 
Para el héroe místico o taoista el viaje es lo que importa, no la meta. Se siente portador de la misión existencial de salvar las almas de las personas que le rodean. Comprender es su motivación. Con una fe en la humanidad a prueba de todo. Cauto y observador, sus acciones son indirectas y a veces incomprensibles: retroceder para avanzar; callar para decir, etc.
 

 
El héroe Miyazaki por excelencia es Ashitaka (Princesa Mononoke), quien posee además la enfermedad como marca propia de este tipo de héroes, pero también lo son los personajes de Li Mu Bai (Tigre contra dragón, de Ang Lee) y Brokensword (Hero, Zhang Yimou), y Sinuhé el egipcio (en la novela de Mika Waltari, no así en el filme). En Adrenalina 360, Guillermo Antonio (Tony), se construyó sobre estos preceptos.
 
 
Continuará...
Fin de la segunda Parte                                           Ir a la tercera Parte
Categoría: AD360_Artículos | Agregado por: Ann-Henry (2012-02-06)
Vistas: 1163 | Etiquetas: ADRENALINA 360, personajes, Serie TV, Actores y actrices, Héroes, aventuras | Valoración: 5.0/1
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden agregar comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]